Escenarios de gesta. De partos, creaciones, cenizas y diamantes

Nos invitaron a caminar en círculo en el escenario del Teatro Pradillo junto a otra persona. Mientras él preguntaba sin cesar, yo debía contestar sin filtrar.
Preguntó: ¿Porqué sois tan poco productivos Diana Bonilla y tú en Coracor Danza?
¿Poco productivos?, me extrañé sinceramente. En tres años dimos luz a un dúo corto, Bordes12, una pieza larga, Sosiego, y otro dúo site specific Noli me leggere.
Los 15 minutos de Bordes12 fueron incluidos íntegros en Sosiego. Noli me leggere fue creada de una manera que es literalmente imposible de extraer del sitio donde la concebimos. Desde entonces añadimos la investigación para la improvisación Cien demonios en soledad. Ensayo dancísticos en torno a la idea de deposesión. En siete años de existencia. ¿Poco? ¿En serio?

31590515_983110791845553_4678634778931494912_o

Fotografía de Javier L. Navarrete

En 1982, después de tres semanas actuando con aforo completo, el teatro de la Ville de Paris ofreció a Sankai Juku presentar una nueva creación cada dos años. El director de la compañía, Ushio Amagatsu, pidió un tiempo para reflexionar, petición que sorprendió a los directores del teatro, convencidos que su oferta sería aceptada inmediatamente. ¿Quién, se preguntaba Amagatsu, vive tan intensamente que es capaz de crear algo cada dos años? Apoyándome en mi propia singularidad, escribe en Des rivages d’enfance au butô de Sankai Juku, podría buscar temas universales y acercarme a este receptáculo universal que es el butoh. A continuación confiesa que durante 14 años Sankai Juku estrenó una y otra vez la misma pieza, cambiando sutiles detalles y el título. A los 14 años la pieza sufrió un drástico cambio: pasaron de cinco a seis bailarines. Drástico os digo… Seguir leyendo

Publicado en Ideas, Performance, Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

El cuerpo en su mundo 2

Taller de investigación corporal en la naturaleza
con Fernando Nicolás Pelliccioli, Jonathan Martineau y Carlos Osatinsky

flyer El Cuerpo en su Mundo Español 2018_02(1)

Por un segundo año consecutivo, invitamos a una aventura colectiva en las profundidades del cuerpo y la mente. El taller reúne dos trabajos, el Arte de nacer de la butosofía y espaciopropio.augenblick, que a lo largo de los días se van fundiéndose el uno en el otro liberando un movimiento renovador, unas danzas insospechadas. Por un lado, se plantea un viaje hacia los huesos para conectar con la estructura profunda de nuestro organismo vivo. Por otro lado, invitamos a una sumersión en el mundo subconsciente para permitir la transformación de nuestra vida. Entregarse a un espacio propio, común y naciente en el corazón de las colinas de la Vera, acogidos por el descanso de las rocas gigantes, el murmullo de los robles antiguos, la picardía de los ríos de aguas vivas y cristalinas y la soberbia majestuosidad de los cielos estrellados de alta montaña.

Durante una semana del mes de agosto, ahí cuando los frutos maduran, la intención es recalibrarnos, volverse hacia el origen, renacer entre la realidad del mundo onírico y la experimentación del movimiento surgente, explorándonos a partir de la práctica compartida de butosofía y espaciopropio.augenblick en conexión y expansión.

Siete noches estrelladas para develar posibles, soñar juntos, descansar en el danzar, hallar motivos en acción, alternar entre rocas vivas, presencias despiertas, creatividad emergente, inspiraciones al nadar en las fuentes. Abiertos al entorno, campos de posibilidades para gestar experiencia de un modo integral, en resonancia, sin más ni menos.

Sin Ton ni Son / Sintonías.

espaciopropio.augenblick
La invitación es a adentrarnos en el misterio del cuerpo, una práctica de movimiento que amplíe el uso cotidiano y expresivo de nosotros mismos. El viaje se inicia guiando la atención hacia la estructura de soporte óseo, liberando bloqueos, conectando desde las capas más profundas, investigando nuestras experiencias como cuerpos materiales y energéticos, singulares y colectivos, interrelacionados y despiertos a la multiplicidad circundante. Dialogar así con la gravedad como impulso primario, experimentando una nueva perspectiva en la cual una observación consciente sea la conductora.
Somos consciencia en movimiento, materia reorganizándose y vibración en constante transformación.
web: https://ferychar.wixsite.com/site

Butosofia. El arte de nacer
El mundo solo existe naciendo. Nosotros, colectiva e individualmente, formamos parte de este mundo en nacimiento continuo, desbordando fuera de sus límites conocidos. Como parte de la vida que brota y del subconsciente que empuja, la danza se convierte en liberación. No imagino entorno más ideal que los bosques de robles y los ríos que pueblan las montañas de la Sierra de Gredos y difícilmente se encontrarán mejores cuidados que los que nos brindan desde El Domo indómito para aventurarse de manera segura y gozosa hacia lo más valioso de nuestra existencia común: el mundo subconsciente.
web: www.butosofia.com

El cuerpo en su mundo… y vice-versa!
Nos conocimos en 2009, cuando espaciopropio.augenblick ya viajaba por el mundo y la palabra butosofía aún no existía. De hecho, tal vez jamás hubiese existido sin este encuentro catalizador. Concebimos la danza y el movimiento como una pesquisa existencial donde los individuos pueden llegar a conocerse mejor y por ende a gozar de una libertad más cercana a la verdad. Al mismo tiempo, el conocimiento adquirido sobre uno mismo aprende a contemplarse envuelto en un mundo mayor, en un mundo colectivo, vivo y dinámico. Explorarse conscientemente genera liberación en el mundo que se hace habitable de nuevo.
Butosofía y espaciopropio.augenblick no han cesado de nutrirse e intercambiar información y prácticas desde 2009. Juntos, hemos creado las piezas para la escena Crucifluxión (2013) y Tre3 (2015). Hemos colaborado en la organización y la facilitación de los talleres del maestro butoh Rhizome Lee en El Cielo de la Vera en 2015 y 2016. Estamos hoy felices de poder presentar una vez más en Gredos la segunda edición del taller El cuerpo en su mundo, una colaboración pedagógica de larga gestación, enriquecida por la experiencia del año pasado.
Algo bello está naciendo y damos la bienvenida a todas las personas que quieran formar parte de ello.

Informaciones prácticas
¿Dónde?
El Domo indómito, Losar de la Vera, Sierra de Gredos, España.

¿Cuándo?
Del domingo 5 al domingo 12 de agosto 2018.

Precio
Participando en el encuentro completo de siete días que incluye alojamiento y tres comidas diarias el costo es de 600 €.
(Inscripción antes del 1 de mayo: 500€; del 1 de mayo al 30 de junio: 550€.)

Para quienes dispongan de menos tiempo y deseen saborear la experiencia ofrecemos una opción de fin de semana: del viernes 10 al domingo 12 de agosto al anochecer, tres días de encuentro pernoctando 2 noches e incluyendo desayunos y comidas el costo es de 230 €.
(200 € inscribiéndote antes del 30 de junio 2017).

Inscripciones
butosofía@gmail.com

Si tienes inquietudes o preguntas, no dudes en contactarnos! Seguir leyendo

Publicado en Talleres | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

¿Para qué danzamos? Sobre el arte de los que no tienen nada que contar

En cualquier decisión importante que tomamos en relación a nuestra vida, entran en juego una cantidad incalculable de encuentros fortuitos, palabras descuidadas y pasos en falso en los trayectos rutinarios que recorrimos a diario. Como si todo lo que importa a nuestros ojos fuese hijo de anécdotas aunque nosotros insistamos en creernos los padres de nuestros días. Ahí, en los detalles y los aleteos de las moscas, ahí se esconde el diablo. Así, de haber tenido que enfrentarme innumerables veces a la indispensable presencia de lo desapercibido en los hitos de la existencia, abandoné la idea de poner a un personaje X en las riendas del asunto. El control es una ilusión y, paradójicamente – la paradoja es la casa del pensamiento vivo –, la libertad de movimiento florece en la entrega y el abandono de la intención de dominar la realidad. Cierta sensación de libertad emerge cuando abrazamos un determinismo absoluto, cuando despedimos el jefe que lleva nuestro nombre. – ¡Ojo!, lo despedimos como jefe, y en realidad es mucho más vulnerable de lo que aparenta a primera vista y acepta fácilmente el papel de secretario, a veces de amigo…

Almanegra.17.0.Valeria.web-5

Valeria Del Vecchio en Alma Negra edición 000, diciembre 2017. Fotografía de Raúl Bartolomé.

Me quité el traje de capitán y me bajé al calabozo, a olfatear las esquinas, a hundir mis dedos por debajo de los sacos llenos de materia extraña, a mover muebles y remover el polvo, a intimar con los detalles, los microgestos, las palabras dichas sin pensar, la danza de los ojos al ritmo de la conversación. Seguir leyendo

Publicado en Ideas | Etiquetado , , | 1 Comentario

La juntería. Jams de butoh

jambutoh2018

Una vez al mes desde hace poco más de un año, una tarde de domingo, nos juntamos unos pocos en una sala uterina en Espacio en Blanco para improvisar en clave butoh. Hacemos jams de butoh sin saber muy bien a qué debería parecerse una jam de butoh.

De momento seguimos cierto patrón que da sus frutos. En un primer tiempo, aterrizamos juntos. Entre la llegada y dos o tres pautas que sirven para concentrar la atención hacia un espacio común pasando a través del cuerpo se nos va media hora bien aprovechada. Después seguimos libremente viajando, buceando, observando, estrujando, soñando durante una hora. Suena un gong para que vaciemos el espacio antes de la última hora donde se propone una especia de escenario abierto. Ahí suceden solos, dúos o volvemos todos a entrar para seguir con la impro libre.

Esta historia sucedió en noviembre y fue regalazo. Sucede a veces que, mientras buteamos en la sala de abajo, en la sala de arriba hay una jam de contact-improvisación. Un hombre contactero se bajó a la sala de butoh, se sentó en el banco y observó durante casi una hora. Cuando sonó el gong y nos salimos hacia la periferia, él creyó que habíamos acabado y volvió a subir a la jam de contact. Nosotros seguimos danzando media hora más.
Lo volvimos a ver justo después de las danzas en el bar al lado de Espacio en Blanco. Me lo dijo así: Estuve mirándoos bailar, y sí, curioso, sin más, ni fu ni fa, ni aburrido ni wow, muy a gusto. Después subí arriba y la verdad me llegó como un golpe en el pecho. Veía la gente bailar contact, sí, se tocan, hacen dúos, a veces aflora el grupo… pero claro, nada que ver. No me había dado cuenta viéndoos pero al subir, oh, ¡cómo eché de menos que todos estuviesen con todos todo el tiempo! Abajo en la jam de butoh había solo un espacio, solo una danza de muchos cuerpos. Era tan obvio que ni se veía. Pero cuando se ausentó esta comunidad de carnes y mentes, este mundo común, empecé a sufrir. Que solos estamos… Necesitamos esto que hacéis, yo necesito esto…

Necesitamos eso que llamo juntería a veces en clase. No es camaradería, no son individuos que se juntan. La juntería es un modo de ser, un estado de mente, una textura del cuerpo. La juntería es un mundo común naciente que atraviesa el cuerpo.

*

Próximas jams:
18 de febrero
11 de marzo
15 de abril
12 de mayo: de 19h a 22h !

En Espacio en Blanco, calle Mira el Sol 7.

Empezamos juntos.
De 19h a 19h10 aterrizamos. De 19h10 a 19h30 hay activación del subconsciente colectivo. Viajando libremente entre mundos de 19h30 a 20h30. Escenario abierto de 20h30 a 21h15. Y saliendo hacia donde más nos plazca.
Nadie sabe a qué se va a parecer aquello.

Publicado en Laboratorios | Etiquetado , | 1 Comentario

Cara o cruz. El instante del cuerpo

senza titolo-8

Trinidad, Tabacalera 2012. Fotografía de Marco Ferraris.

Él y yo avanzábamos a base de decisiones anodinas hasta que nos perdimos de vista. Seguimos subiendo, hablando a gritos, un poco hacia la derecha, un poco hacia la izquierda, hasta que nos perdimos de oídos. Seguí porque volver no era opción, no por cabezonería sino porqué los caminos escarpados invitaban hacia arriba pero amenazaban hacia abajo, hasta el momento en que seguir subiendo también dejó de ser una opción. Era una noche iluminada en julio al norte de Noruega en el archipiélago Lofoten, de los lugares más bellos que he caminado. No sabría decir si era el atardecer o el alba. De repente, me encontré solo, sin poder bajar la montaña, a ya más de 500 metros de la llanura, y sin poder subir, a unas decenas de metros de la meseta cubierta de arándanos. El horizonte se ve diferente cuando sientes la muerte merodear a tu alrededor. Todo es más bello. Seguir leyendo

Publicado en Ideas | Etiquetado , , | 1 Comentario

Atención, ¡mi amor! Para una política del foco

Una monja directora de la escuela elogia el estilo de escritura de una de sus estudiantes, Lady Bird, cuyo apodo sirve de título al filme de Greta Gerwig. Describes la ciudad con amor, le dice la monja. Solo trato de prestar atención, contesta la adolescente. La monja termina preguntando: ¿Acaso son cosas distintas, la atención y el amor?

Espaciopropio_2.2016-100

Tre3 con Fernando Nicolás Pelliccioli, Carlos Osatinsky y Jonathan Martineau. Fotografía de Raúl Bartolomé.

Seguir leyendo

Publicado en Ideas | Etiquetado , , | 1 Comentario

¡Gracias, cuerpos imperfectos!

Comparto con un toque de orgullo esta imagen que me proporciona WordPress acerca de las visitas y vistas de este blog. Será poco comparado con incontables webs pero es mucho más que hubiese podido imaginar.

Captura de pantalla 2017-12-31 a las 10.27.06

Os agradezco mucho el creciente interés en esta pesquisa de un pensamiento naciente y experimentable. Gracias por leer y por escuchar el eco mientras paséis en calles tranquilas, gracias a todas las personas que se acercan a los talleres, a las que los disfrutan, a las que se extrañan, a las que se rebelan. Gracias a todas las personas que preguntan, que objetan, que conversan conmigo y que ayudan a que la filosofía natalicia se haga fuerte sin dejar de ser tierna. Gracias a todas las personas, conocidas y desconocidas, que platican alrededor de la posibilidad de nacer toda la vida, dejando correr la voz, contagiando el virus del ars nascendi.
Esta propuesta butosófica es muy joven pero ya disfruta de pulmones maduros.

Cuando hace poco menos de dos siglos la exigencia de pensar desde el cuerpo estalló en el cielo metafísico, su propósito fundamental era acabar con la dominación de lo ideal sobre las vidas concretas. Lo ideal es perfecto, la vida concreta imperfecta: ponerlos en relación nos asegura la miseria existencial. Se quería arrancar el fundamento al cielo abstracto para buscar la realidad última en el suelo de la experiencia. Nietzsche desenmascaró con un talento inigualado la función esencial del más allá: fomentar el desprecio hacia el más acá. Las mitologías de amor, armonía, perfección y paz atizan valores diametralmente opuestas a lo que anuncian. Nacen del resentimiento contra el mundo compartido. En la sombra del amor infinito este mundo será siempre un fracaso, desde el prisma de la armonía perfecta la vida cotidiana es una constante frustración, frente a las fábulas de paz eterna nuestra existencia es un chasco. Lo ideal es siempre una variación del desprecio a la vida. Pensar desde el cuerpo fue y es una invitación a pensar desde la imperfección, desde el conflicto, desde la asimetría y la incongruencia, desde la enfermedad, la vejez, el deseo, la confusión, la pérdida, sin proyectar ningún sentido ni justificación en el trasfondo del movimiento. Pensar desde el cuerpo es tomar como fundamento una superabundancia efusiva que nada contiene ni ningún ideal orienta. Aquí, pensar es crear.

Hoy, para permanecer fiel a este impulso filosófico originario, hay que precisar: pensar desde un cuerpo naciente. Pues el demonio de lo ideal se ha apoderado del concepto del cuerpo. Desde la institución de la Salud hasta los deportes, de la moda hasta el lecho de los amantes, pasando por los laboratorios farmacéuticos y las medicinas alternativas y sin olvidar la danza en su cuasi totalidad, el cuerpo ideal da la medida a todas nuestras vivencias. El doctor que ni te mira a la cara reporta todo lo que le cuentas a sus cuadros estadísticos y al cuerpo normal. Si no consigue servirte un nombre latín y una pastilla, es decir si no consigue un diagnóstico, vas corriendo a ver a un terapeuta alternativo que te asegurará, en una jerga u otra, que toda enfermedad es el fruto de un desequilibrio y que tras tu sufrimiento vive latente una versión idealizada de ti mismo. Cuando en realidad progresar en el origen de tu nacimiento puede liberar tal o cual desdicha que se esfumará en tu danza. Cuanto más profundo te aventuras en el subsuelo del mundo convencional de las personas, más delirante será la información que liberarás, codificada en maneras ajenas a toda racionalidad, en el lenguaje de los sueños y las pesadillas. Hay desdichas que pueden permanecer dormidas durante toda una vida acomodada y que pasará a tus hijos, a tus amantes o a tu vecino de arriba. Vivir asustado de sí mismo es una triste solución de muy corto alcance. Lo que escondemos y lo que se esconde de nosotros no desaparece por sí solo. Solo las danzas mueren. Solo en la danza se muere completamente. Solo ahí se está plenamente vivo.

El psicólogo Arnold Mindell cuenta casos de personas con cáncer que, tras fracasar con la meditación lumínica donde el enfermo lleno de luz blanca ataca la masa cancerígena negra, sienten la necesidad de identificarse con el cáncer para comprender que el enemigo no es la enfermedad sino el yo (este personaje adicto a todos los cuentos donde el bien se afronta al mal y donde él es un Elegido, alguien especial). Puedes ser luz blanca, puedes ser cáncer, puedes no caer enfermo nunca y ser un auténtico imbécil, puedes encadenar enfermedad tras enfermedad mientras progresas a pasos de gigantes en el camino de las raíces de tu nacimiento, puedes ser gordo, flaco, bello, te puedes enamorar de una vieja, de un niño, de un árbol. Hay que abandonar todo tipo de ideas acerca de cómo deberíamos ser y pensar, y luchar con dientes y uñas contra toda idealización del cuerpo que descolora nuestra vida.

Pensar desde el cuerpo es pensar en situación, desde el infinito que hay, desde el misterio, el abismo, el no saber. Quien elige la libertad como amante avanza en caminos donde no caben las promesas.

Gracias por colaborar en esta investigación del cuerpo naciente,
Gracias por vuestra sed de libertad,
¡Y feliz año nuevo!

Jonathan

Publicado en Agradecimiento | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Solo es danza · ¿Qué es el butoh? Epílogo

No es butoh, solo es danza.
Kazuo Ohno

Puedo negar una cosa sin quitarle a los demás el derecho a creer en ella.
Albert Camus

Elcuerpomundo.17-17

Fotografía de Raúl Bartolomé, taller El Cuerpo en su Mundo, agosto 2017.

No hagas butoh. El butoh no se hace. Solo danza, muy sencillamente.
Olvídate de hacer algo especial. No hay que moverse así, ni voltear los ojos de esta manera, ni tampoco tienes porqué crispar los dedos continuamente.
No tengas prisa, no imites la forma, no vayas lento, no entres en ningún modo X. De hecho, ni entres ni salgas. Tampoco conectes.
Déjate respirar. Y si te agrade, corta la respiración hasta ver un mundo de colores.
Déjate pesar. Y si se te antoja, salta tan alto como para no volver nunca.
Que dejes el ser siendo. Y si te llama, cuenta Epicteto que la puerta que lleva fuera de la vida está siempre abierta.
No trates de hacer esto o lo otro. No te esfuerces para conseguir nada. No persigas a otro cuerpo, a otra vida. Y haz lo que te plazca, esfuérzate en lo que necesites, persiga a tus sueños. Abandónate al deseo. Entrégate al movimiento. Contente. Hazte derogar.
No sigas el manual y sé consciente de que no sabes nada. Busca aprender, déjate enseñar sabiendo que ya lo tienes todo.
Haz lo que quieras pero no te confundas en el querer. Seguir leyendo

Publicado en Ideas, Qué es el butoh | Etiquetado , , | 1 Comentario

La danza del origen · ¿Qué es el butoh? #16

No bailo una danza que pertenezca a este mundo. Bailo la danza que el cuerpo recuerda.
Min Tanaka

Quien danza rechaza la separación del contenedor y el contenido.
Pascal Quignard, El Origen de la danza

IMG_0342

Diana Bonilla en Spleen e ideal. Fotografía de Mey-Ling Bisogno.

Seguir leyendo

Publicado en Ideas, Qué es el butoh | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

Tener la espalda tan viva como la parte frontal · ¿Qué es el butoh? #15

He perdido el rastro de la persona que ofreció esta definición del butoh, definición tan llana, tan material y tan cruel al mismo tiempo: butoh es tener la espalda igual de viva que la parte frontal. A nivel sensorial, a nivel de la precisión de los movimientos musculares, a nivel incluso de la imaginería mental, ¡cuán lejos parece estar nuestra espalda! La vida ajetreada que hemos adoptado masivamente en las últimas décadas, vida materialista contra la cual el butoh se opuso en su movimiento original, nos hace vivir como adelantados a nosotros mismos. Seguir leyendo

Publicado en Ideas, Qué es el butoh | Etiquetado , , , , | Deja un comentario