En el filo de lo vivo

El desarrollo de un apetito insaciable para los límites de lo pensable.
Jean-Paul Curnier, Manifeste

he_venido_oír

He venido para no volver, La Pedriza. Fotografía de Claudio Palazzo.

En septiembre del año pasado, fuimos a danzar a la montaña. Para el evento Obscena. Naturaleza insólita, presenté de nuevo la pieza He venido para no volver concebida en la primavera anterior. Esta pieza se desarrolla junto a unas rocas gigantes con forma de cabeza de perro. En ella hundo mi cráneo en un oído de granito.
Demasiado a menudo uno se tropieza con versiones baratas de la ética de la escucha. Saber escuchar implica saber descifrar la gramática del espacio. Escuchar es distinguir, diferenciar, ordenar, proporcionar sentido. Escuchar por escuchar, sin forma, todo y nada al mismo tiempo, solo nos muta en seres sin consistencia, esclavos de los vientos y de cualquier impulso o mandato con la mínima fuerza. Escuchar es también filtrar. Escuchar es a veces ensordecer.
Pensar alterna, en una sutil dosificación, la escucha, el análisis y los oídos sordos. Captar, descifrar, lanzarse. A veces estos tres momentos acaecen en simultáneo. Algunos queremos llamar danza a este acontecimiento de una escucha crítica en movimiento.

He venido para no volver es una danza presa de las rocas de La Pedriza. Fue creada ahí y ha aparecido para no salir.

He venido para no volver es una decisión ética, es abrazar el movimiento en sentido único que es el nacimiento. El nacimiento es una flecha, atraviesa, desgarra, grita, abre, separa. La vida por su lado es un círculo, une, cierra, comunica, habla. Los seres nacientes viajan en sentido único. Por su lado, los seres humanos que rinden culto a la Vida hacen como los turistas, compran trayectos ida y vuelta.

*

Nietzsche escribió que el filósofo del futuro sería una extraña mezcla de animalidad y sabiduría. El pensamiento genuino prescinde de lo humano.

*

Ha sido un año increíblemente fructífero para la butosofia. El seminario regular que se cerró el último jueves de junio ha adquirido una nueva coherencia, abriendo nuevos campos al mismo tiempo que se precisaron los matices de los caminos que recorremos para explorar y liberar el subconsciente corporal.

En septiembre del 2017 se organizaron intensivos en Madrid y en Navarra. En octubre rodamos en Asturias Close before open que se proyectó en los arcos de la Puerta de Alcalá en Madrid. En este mismo mes, comenzó el largo y sabroso proceso de la exposición Las Voces del GPS en CentroCentro, también en Madrid. Estas Voces nos ocuparon de finales de octubre hasta finales de mayo, dentro de la cual montamos la sala Los fantasmas de Susie Sierra junto a la oficina de arquitectos elii. Creamos para esta misma exposición el videodanza Incidentes junto a Raúl Bartolomé.

El invierno nos llevó a San Sebastián, al MOOM festival, al Alma Negra Plan B1 en Barcelona y culminó en Viena con taller y performance.

La primavera comenzó en Cadiz en el Apoteósico, pasó en las Cuevas del Pino en Córdoba, continuó en Pensando Butoh en Barcelona y floreció en Holanda reflexionando con cuerpo y mente en torno a Cerebros, robots y danza en el Lorentz Center de Leiden.

Atacamos el verano en Agueda, Portugal, en el Alma negra edición 42º, donde junto a 30 personas investigamos y creamos la especificidad de la danza en esta tierra de cruces, mezclas y encuentros que es la península ibérica. Pasamos enseguida al Artes en festival en La Cabrera. Y escribo desde Arlequí, en Banyoles, en la segunda semana del EXIN Sarah Shelton Mann. Este lunes, 23 de julio, comienza un intensivo de El Arte de Nacer en la sala Baratza, en Vitoria. En agosto continuamos investigando El Cuerpo en su mundo junto a Fernando Nicolás Pelliccioli y Carlos Osatinsky en Extremadura y el pensar naciente en Madrid. Pasaremos todo el mes de septiembre con el maestro Zambrano en Corfú en Grecia, 30 días de Flying low y Passing Through, antes de iniciar el quinto año del seminario regular de butosofia, añadiendo un tercer grupo el miércoles por la mañana.

*

Si no he escrito mucho aquí en los últimos meses, es que estaba danzando en el filo de lo vivo, probando en carne propia las paradojas y Eurekas de una forma de pensar que deforma nuestras fijaciones y sujeciones y cuyo desarrollo se confunde con mi vida desde más de 15 años. Afinando, afilando. En el filo de lo vivo, no en nombre de la vida si no ahí donde el surgimiento de la existencia crea el espacio, perfora, penetra, se disuelve, se desvanece. Jean-Paul Curnier planteó en su libro Manifeste este reto que no nos dejará descansar nunca: desarrollar un apetito insaciable para los límites de lo pensable. Este reto asusta, le es inherente un peligro tanto psíquico como físico. Porque los límites de lo pensable obviamente no están hechos de silogismos, demostraciones y argumentos. Los límites de lo pensable resuenan en la noche, la locura, el cuerpo, el caos, el hambre, el deseo. Resuenan una vanguardia eternamente condenada a la ausencia de reconocimiento, en unas escaleras donde caben pocos cuerpos, que sujetan poco peso, ofreciendo unas vistas cuyo vértigo es capaz de matar. Los límites de lo pensable, me imagino, siempre tienen un pie en el reino de la muerte. Si la muerte pertenece al dominio de las certezas, visto desde aquí, morir aferrado a certezas como alguien que se ahoga parece la peor de las desgracias.

*

Gracias a todas las personas que vienen a husmear en estas sendas poco transitadas del pensar naciente y a todas las que apoyan de una forma u otra el desarrollo de esta exploración colectiva. Gracias infinitas no por hacer de un sueño una realidad sino por emancipar el sueño de la estrechez de la realidad.
¡Saludos!

Esta entrada fue publicada en Agradecimiento, Ideas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s